CARTA PASTORAL -JORNADA PRO ORANTIBUS 2017 - "CONTEMPLAR EL MUNDO CON LA MIRADA DE DIOS"- DON MANUEL SÁNCHEZ MONGE 

 

Mons_Manuel-Sanchez-nuevo-Obispo

 

" En España el domingo de la Santísima Trinidad celebramos la Jornada por los contemplativos y contemplativas. Una jornada eclesial para orar por ellos y manifestarles nuestra sincera gratitud por sus vidas entregadas a la alabanza trinitaria, la ofrenda permanente al Señor de sus vidas y el ejercicio activo de la caridad según la propia vocación ... PINCHA AQUÍ PARA LEER MÁS

       

Vida Consagrada en nuestra diócesis
“STA. TERESA BENEDICTA DE LA CRUZ Y EL MISTERIO DE LA CRUZ" CONFERENCIA POR EL P. FRANCISCO JAVIER SANCHO FERMÍN, CARMELITA DESCALZO PDF Print E-mail
Tuesday, 16 May 2017 11:05
Baner-conferencia

 

Dentro de la programación del Año Santo Lebaniego se contemplan una serie de encuentros, con doble sede, y a lo largo del año. En este mes de mayo contamos con la presencia de P. Francisco Javier Sancho Fermín, Carmelita Descalzo.

Día:
17 de mayo, Miércoles
Hora:
19.00h
Lugar;
Centro de Estudios Lebaniegos en Potes
Día:
18 de mayo, Jueves
Hora:
19.30h
Lugar:
Seminario de Monte Corbán

Last Updated on Tuesday, 16 May 2017 11:24
 
EL CARDENAL OSORO ESTARÁ, ESTE MARTES 16, EN TORRELAVEGA, PARA CONCLUIR EL CICLO, “ENCUENTROS PDF Print E-mail
Tuesday, 16 May 2017 10:27
Osoro

     

     El cardenal cántabro, Mons. Carlos Osoro Sierra (Castañeda, 1945) estará este martes 16 de mayo en Torrelavega para concluirá el ciclo “Encuentros” que ha organizado la Asociación Amigos de Torrelavega.

     El acto, con entrada libre, comenzará a las 20,00 horas en el Instituto Marqués de Santillana, sito en la Avenida de España, 2, en la ciudad del Besaya.

    Durante el encuentro el Arzobispo de Madrid será entrevistado por el director de El Diario Montañés, Iñigo Noriega.

    Mons. Carlos Osoro tiene una especial vinculación con Torrelavega, ya que tras ser ordenado sacerdote en 1973, ejerció su primera trayectoria pastoral en esa ciudad.

     Integrado en la parroquia de La Asunción, realizó una valiosa labor de acogida y de orientación pastoral con los jóvenes, como director de “La Casa de los Muchachos”.

     Igualmente fue el creador del proyecto “La Pajarera”, período en el que compaginó su labor pastoral de la parroquia con la docencia.

    Mons. Osoro es recordado en Torrelavega por generar en la ciudad una corriente de solidaridad, humanismo y concordia desde la perspectiva evangélica. Además emprendió una acción social de protección a la infancia y a la juventud en situación desfavorecida que, en su mayor parte, aún continua vigente en Torrelavega.

Last Updated on Tuesday, 16 May 2017 11:01
 
MENSAJE DEL COMITÉ EJECUTIVO DE LA CEE CON MOTIVO DEL CENTENARIO DE LAS APARICIONES DE LA VIRGEN DE FÁTIMA PDF Print E-mail
Friday, 12 May 2017 00:00
2017_viaje_papa_Fatima_entrada

 

El Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española ha hecho público un Mensaje con motivo del Centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima. El texto se aprobó en la última reunión del Ejecutivo, el jueves 20 de abril, y lleva por título “Junto al Papa Francisco, peregrinos de esperanza y de paz”. Con motivo de este Centenario, el papa Francisco, viajará al Santuario de Nuestra Señora de Fátima del 12 al 13 de mayo.

 

COMITÉ EJECUTIVO DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA

MENSAJE CON MOTIVO DEL CENTENARIO DE LAS APARICIONES DE LA VIRGEN DE FÁTIMA

Junto al Papa Francisco, peregrinos de esperanza y de paz


1.- Con motivo del centenario de las apariciones de la Virgen María en Cova da Iría (Portugal) el Papa Francisco irá como peregrino al Santuario de Nuestra Señora de Fátima del 12 al 13 de mayo de 2017.

Los obispos españoles queremos unirnos a esta peregrinación del Sucesor de Pedro interpretando así el sentir común de nuestro pueblo que tiene en la advocación y acontecimiento mariano de Fátima una de las devociones más arraigadas y populares. Junto con el Papa Francisco deseamos hacer realidad lo que reza el lema elegido: «Con María, peregrino en la esperanza y en la paz».

Como señalaba san Juan Pablo II, “no sólo los individuos o grupos locales, sino a veces naciones enteras y continentes buscan el encuentro con la Madre del Señor. Tal vez se podría hablar de una específica «geografía» de la fe y de la piedad mariana, que abarca todos estos lugares de especial peregrinación del pueblo de Dios” (Redemptoris Mater, 28).

Fátima es uno de esos lugares destacados, especialmente en la historia contemporánea de la Iglesia, en los que se hace realidad la súplica y alabanza a la Madre de Dios preanunciada por ella misma. Efectivamente, María toma conciencia de lo que Dios ha hecho en ella y anuncia en el canto del Magníficat su bienaventuranza a lo largo de los siglos: “Me felicitarán todas las generaciones” (Lc 1,48). Es un hecho innegable: María aparece en todos los rincones de la geografía católica con la fuerza del encanto de su maternal intercesión (cf. Marialis Cultus, 56).

Este convencimiento tan constatable en nuestro pueblo nos lleva a unirnos con alegría a la celebración del centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima. Tres pastorcitos (Lucía, Francisco y Jacinta) fueron los agraciados con la aparición de la Nuestra Señora. La novedad de estas apariciones de Fátima y núcleo de su mensaje consiste en la devoción al Corazón Inmaculado de María como un camino hacia el encuentro con Dios, concretando en este título su intercesión materna. Por medio de los sencillos María transmite un mensaje destinado a la Iglesia y a la humanidad.

 

Los papas peregrinos

 

2.- El Santuario de Fátima se ha convertido en estos cien años en un lugar privilegiado de peregrinaciones y entre los peregrinos destacan tres papas. Así el 13 de mayo de 1967, a los 50 años de las apariciones de la Virgen, el beato Pablo VI viajó a Fátima. Allí pronunció unas proféticas palabras sobre uno de los males que iba a padecer la Iglesia por “ideologías diseñadas para quitar de la fe todo lo que el pensamiento moderno no entiende o no acepta”. Pablo VI dijo también estas palabras: “Venimos de Roma para elevar, en Cova de Iría, nuestra ardiente súplica por la paz de la Iglesia y del mundo”; intención que sigue estando plenamente vigente en la actualidad y que hemos de hacer especialmente nuestra.

La relación de san Juan Pablo II con Nuestra Señora de Fátima fue muy intensa. Hay un momento especial el 13 de mayo de 1981, cuando –según cuenta él–, la Virgen le salvó de morir en un atentado perpetrado por Alí Agca en la Plaza San Pedro. Un año después de este suceso, el 13 de mayo de 1982, Juan Pablo II viajó por primera vez a Fátima para “agradecer a la Virgen su intervención en la salvación de mi vida y el restablecimiento de mi salud”. En 1991 el Santo Padre regresó al Santuario, donde afirmó que “la Virgen me regaló otros diez años de vida” y volvió por última vez a Fátima para beatificar a los niños videntes Francisco y Jacinta el 13 de mayo del Año Jubilar del 2000.

Benedicto XVI, por su parte, acudió como peregrino a Fátima en el año 2010 en el décimo aniversario de la mencionada beatificación. Decía el papa Ratzinger: “He venido a Fátima para gozar de la presencia de María y de su protección materna (…). He venido a rezar, con María y con tantos peregrinos, por nuestra humanidad afligida por tantas miserias y sufrimientos”. Una vez más, la finalidad gozosa de estar junto a la Madre llevaba consigo el propósito de orar por los pesares de todos los hijos, por los sufrimientos de la toda la humanidad.

El papa Francisco, que consagró el mundo a María el 13 octubre de 2013, acudirá ahora a Fátima para celebrar el centenario de las apariciones y canonizar a los pastorcitos Francisco y Jacinta Marto.

 

Sentido de las apariciones

 

3.- Para entender el sentido de las apariciones marianas que conmemoramos hay que relacionarlas con las maravillas que Dios ha hecho por su Pueblo, dado que Dios sigue actuando en la historia. En Cristo resucitado se cumplieron todas las promesas divinas, pero todavía la humanidad sigue esperando el retorno definitivo de Cristo y, hasta que Él venga, vivimos en el tiempo inaugurado por su resurrección, un período de esperanza, pero a la vez están presentes muchas lacras y sufrimientos.

Las apariciones se sitúan en el contexto del plan salvador de Dios, en el que el papel de María resulta esencial por su intercesión materna en el misterio de Cristo (cf. Lumen Gentium, 62). Las que conmemoramos de Fátima, en plena I Guerra Mundial, confirman que María, como buena madre, acude allí donde el corazón de sus hijos padecen todo tipo de sufrimientos y los horrores de la persecución o la guerra. “No tienen vino” (Jn 2,3), dice también en nuestro tiempo la Madre ante su Hijo, intercediendo por una humanidad necesitada.

La conversión a Dios que, junto con la oración, forma parte esencial del mensaje de Fátima, “trae consigo -como señalábamos los obispos- una esmerada solicitud por los pobres desde el encuentro con Cristo” (CEE, Iglesia servidora de los pobres, 34).

 

Impulso evangelizador


4.- La Virgen utiliza un lenguaje sencillo con los videntes, acomodándose a sus formas de hablar. Siguiendo la lógica de Dios (Cf. 1Co 1, 26-28), esta elección de los pequeños, de los pobres, de los insignificantes, es una constante que se repite en las apariciones marianas, sobre todo en las especialmente reconocidas de la época moderna. Está en total acuerdo con la doctrina evangélica que los pobres sean los predilectos para entrar en el Reino y que Dios escoge los lugares olvidados por los poderosos de este mundo. Así se realiza el dicho evangélico: “Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños” (Mt 11,25).

Qué gran recordatorio éste cuando la Iglesia en este momento de la historia, en el pontificado del Papa Francisco y en continuidad con sus últimos predecesores, está llamada a un nueva etapa evangelizadora (cf. Evangelii Gaudium, 15).

La Virgen descubre a unos videntes sencillos y pobres que los grandes acontecimientos de nuestro mundo están ligados a su fuente y raíz más profunda, que es el corazón del hombre en su apertura o cerrazón ante Dios.

 

“Haced lo que Él os diga”(Jn 2,5)


5.- María, durante su vida en la tierra, sólo dirigió a la humanidad una única palabra: “Haced lo que Él os diga” (Jn 2,5), y es muy significativo que todo el mensaje mariano de las apariciones se reduzca a esta sencilla afirmación, porque no hay nada nuevo en las embajadas de Nuestra Señora.

María, en Fátima, llama –como su Hijo– a la conversión, a la reconciliación, a la renovación de la vida cristiana, a la reforma de las costumbres, a la oración y al sacrificio por la conversión de los pecadores o en reparación de los propios pecados. Así lo recordaba el Papa Francisco al señalar que en las apariciones de Fátima “María nos invita una vez más a la oración, a la penitencia y a la conversión. Nos pide que no ofendamos más a Dios. Advierte a toda la humanidad sobre la necesidad de entregarse a Dios, fuente de amor y de misericordia” (Audiencia, 11-5-2016; cf. también Catecismo de la Iglesia Católica, n. 67).

En comunión eclesial con el Papa Francisco, pastores y fieles somos peregrinos en la esperanza y en la paz.

Exhortamos a los fieles a vivir con verdadero espíritu cristiano y afán evangelizador este acontecimiento eclesial del centenario de las apariciones de Fátima y deseamos que se renueve en todos la verdadera devoción a la Virgen María, que “no consiste ni en un sentimentalismo estéril y transitorio ni en una vana credulidad, sino que procede de la fe auténtica, que nos induce a reconocer la excelencia de la Madre de Dios, que nos impulsa a un amor filial hacia nuestra Madre y a la imitación de sus virtudes” (Lumen Gentium, 67).

Finalmente, nos consagramos a Nuestra Señora de Fátima con la misma oración que el Papa Francisco pronunció el 13 de mayo de 2013:

Bienaventurada María, Virgen de Fátima,

con renovada gratitud por tu presencia maternal

unimos nuestra voz a la de todas las generaciones

que te llaman bienaventurada.

Celebramos en ti las grandes obras de Dios,

que nunca se cansa de inclinarse

con misericordia hacia la humanidad,

afligida por el mal y herida por el pecado,

para curarla y salvarla…

Custodia nuestra vida entre tus brazos:

bendice y refuerza todo deseo de bien;

reaviva y alimenta la fe;

sostén e ilumina la esperanza;

suscita y anima la caridad;

guíanos a todos nosotros por el camino de la santidad.

Enséñanos tu mismo amor de predilección

por los pequeños y los pobres,

por los excluidos y los que sufren,

por los pecadores y los extraviados de corazón:

congrega a todos bajo tu protección

y entrégalos a todos a tu dilecto Hijo,

el Señor nuestro Jesús. Amén.

Madrid, 20 de abril de 2017

Last Updated on Tuesday, 16 May 2017 11:00
 
LOS 26 SACERDOTES HOMENAJEADOS POR CUMPLIR SUS BODAS DE DIAMANTE, ORO Y PLATA SACERDOTALES, COINCIDIERON EN LO “GRATIFICANTE DE SU VIDA COMO PASTORES” PDF Print E-mail
Wednesday, 10 May 2017 00:00
sacerdotes-bodas

 

.- El Obispo recordó que la madurez trae “la mejora del hombre interior” y pidió fidelidad y creatividad en la labor sacerdotal

     Un total de 26 sacerdotes vinculados a la Diócesis de Santander, conmemoraron en la mañana de este miércoles 10, mediante una Eucaristía, sus Bodas de Diamante, Oro y de Plata sacerdotales.

     La misa de acción de gracias se celebró, a las 12,00 horas en el Seminario Diocesano de Monte Corbán y fue presidida por el obispo de Santander, monseñor Manuel Sánchez Monge.

    En todos los testimonios recabados haciendo balance de sus vidas pastorales, los celebrantes coincidieron en que la misión sacerdotal había sido muy “gratificadora” y que “la familia fue un caldo de cultivo muy importante para despertar la vocación”. Igualmente se instó a los jóvenes que se estén planteando una vocación “a no tener miedo”.

    Entre los testimonios figuró el del padre dominico, Guillermo Santomé Urbano, de 89 años de edad, que sigue manteniendo por internet contacto pastoral con las comunidades con las que trabajó durante 20 años en la selva amazónica, donde evangelizó y promovió centros de formación educativa. Este dominico se encuentra desde hace algunos años en el Santuario de Las Caldas de Besaya.

    La celebración de hoy, se hace coincidir anualmente con la memoria litúrgica de San Juan de Ávila (10 de mayo), patrono del clero español, que nació en el año 1500 en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) y que fue nombrado Doctor de la Iglesia hace pocos años.

    Ocho Bodas Diamante

     En el aparatado de “Bodas de Diamante” (60 años de ministerio), este año fueron un total de 8 los sacerdotes que celebraron esta conmemoración, todos ellos ordenados en el año 1957.

    Se trató de Antonio Blanco Pomposo, Isaac García Gómez (escolapio), Norberto González Rodríguez (pasionista), Isidro Hoyos Gutiérrez, así como Julio Fontaneda Crespo, Francisco Rubalcaba López, Guillermo Santomé Urbano (dominico) y José Vivanco Romillo.

     12 de Oro

     En el grupo de Bodas de Oro, fueron doce los presbíteros que fueron ordenados hace cincuenta años, es decir, en 1967.

     La nómina la formaron José Luis Benito Benito, Jesús Bilbao Azpeitia (franciscano), Anastasio Calderón Ruiz (misionero en Cuba), Benito Cavadas Rodríguez e Isidoro Gil Ruiz.

     Figuraron, igualmente, Francisco González Sáez, Eduardo Guardiola Alfageme, Florián Martín Gonzalo, Pablo Ortega González (salesiano), Luis Javier Ruiz Ruiz, Antonio Sanz Arribas (claretiano) y Rafael Sánchez González (salesiano).

     Seis de Plata

    Para esta ocasión, en el apartado de Bodas de Plata sacerdotales (25 años de su ordenación), figuraron seis pastores que recibieron el sacramento de su ministerio en 1992.

     Se trató de Vicente Benito Benito, Prudencio Cabrero Gómez, Juan José Castro González (salesiano), Luis Daimiel Fernández (agustino), Francisco Javier García Rojo (pasionista) y de Cesáreo Vía Bezanilla.

     Este año se dio la circunstancia de que dos sacerdotes hermanos cumplieron sendas bodas de oro y de plata.Así, José Luis Benito Benito, actual párroco de Santa Maria de Cudeyo en Solares cumplió las de “oro”; mientras que su hermano, Vicente Benito Benito, actual párroco de Liendo, celebró las de “plata”.

     A ellos hay que añadir a Román Benito Benito, un tercer hermano en el que también surgió la vocación sacerdotal que, aunque este año no cumplía ningún aniversario, sí estuvo presente en los actos acompañando a sus otros dos hermanos. En la actualidad Román Benito está de párroco de Sarón y comarca de Villaescusa.

     Homilía del obispo

     En su homilía, en una celebración repleta de sacerdotes y de religiosos de la Diócesis en la que también asistieron muchos familiares de los homenajeados, el obispo de Santander exhortó a los presbíteros a tener como referencia “a la Virgen María, y la mejor manera de imitarla es obedecerla en lo que Cristo nos manda”, señaló.

     Mons. Sánchez dio “gracias a Dios por las bodas sacerdotales de estos pastores” y recordó a los ocho que cumplían en esta ocasión 60 años de servicio pastoral unas palabras de San Pablo en las que el santo señala que, en la medida que el cuerpo se va deteriorando, sin embargo, el hombre interior, va creciendo y madurando. De esta forma instó a que aprovecharan esta situación de madurez como una riqueza para ejercer su ministerio.

     Igualmente, Mons. Sánchez se dirigió a los presbíteros que han cumplido bodas de oro y de plata (50 y 25 años de su ordenación). A ellos les pidió que siguieran caminando “en fidelidad” y que aunque ésta es un don de Dios, también “exige nuestra colaboración”. Además les exhortó a ser “creativos en su labor pastoral” y a evitar la rutina y a afrontar los retos que la vida va ofreciendo a la tarea pastoral.

    Comida fraterna

      Después de la misa se celebró un encuentro en el salón de actos de actos del Seminario en el que el obispo adelantó las directrices maestras del próximo Plan Pastoral.

    El prelado avanzó que se fomentará la “pastoral de la santidad” porque “todos estamos llamados a la santidad” como ya se asentó en el Concilio Vaticano II (1962-1965). Para ello pidió ayudar a la gente “que hayan tenido un encuentro personal con Cristo. Si no sucede esto, no hay cristiano verdadero”, puntualizó el obispo.

     Con posterioridad, tuvo lugar una comida fraterna que fue presidida por Mons. Sánchez.

     En la festividad de San Juan de Ávila (1500-1569), patrono del clero español, la Iglesia recuerda al que fue pastor y maestro de pastores. También se pretende “honrar el don del sacerdocio con el que el Señor ha bendecido a la iglesia diocesana de Santander en la persona de los presbíteros”.

Last Updated on Tuesday, 16 May 2017 09:50
 
PROYECTO SAMUEL Y GENTE CE-" EMPUJADOS POR EL ESPÍRITU " PDF Print E-mail
Tuesday, 09 May 2017 10:41
  samuel10jun17
Last Updated on Tuesday, 09 May 2017 10:48
 
SEMANA VOCACIONAL 2017 PDF Print E-mail
Tuesday, 09 May 2017 10:32
   semana-vocacional17-cartel
Last Updated on Tuesday, 09 May 2017 10:41
 
«StartPrev12345678910NextEnd»

Page 6 of 90
 

BUSCADOR CATÓLICO

Buigle

Programación Pastoral Delegación Diocesana de la vida Consagrada.

christ2

pincha aquí

Hnas. Clarisas. Santillana del Mar

Hnas.Trinitarias.Suesa

Valora esta web

Valora esta web